Carta de un loro a un jilguero

Querido Carduelis Carduelis: Ya sabes que hablo mucho y muy rápido. ¡Para eso soy un loro! Desde esta zona tropical que me cobija, veo cómo os recluyen en jaulas del tamaño de una caja de zapatos. No contentos con observar en libertad vuestra hermosa careta roja que contrasta con los tonos blancos y tostados deSigue leyendo “Carta de un loro a un jilguero”