LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. Ciconia conversa con una cigüeña negra

Ciconia es curiosa por naturaleza. Ha salido a planear por el monte y, en este viaje improvisado, se ha encontrado con Adela, una cigüeña negra especialmente esquiva. Sin embargo, como es pariente cercana de nuestra cigüeña blanca, le ha dado confianza y han comenzado una profunda e íntima conversación. Adela le ha contado, con tristeza,Sigue leyendo “LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. Ciconia conversa con una cigüeña negra”

LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. Ciconia y Claudio tienen polluelos

Ciconia ha puesto nada menos que seis huevos. ¡Un verdadero récord! Claudio y Ciconia se turnan para incubarlos durante 33 o 34 días. Ya estamos en marzo, cuando nacen los polluelos. No todos han corrido la misma suerte. Algunos de los pollos, en concreto dos, han fallecido debido a su debilidad. Para alimentarles, los reciénSigue leyendo “LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. Ciconia y Claudio tienen polluelos”

LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. Un nido perpetuo

Ciconia es experta en hacer nidos. ¡Lleva toda su vida construyéndolos y arreglándolos año tras año! Para ello, utiliza ramas, paja, tierra, hierbas y, en ocasiones, emplea elementos artificiales que encuentra como cuerdas y cables. Ciconia y Claudio van a poner un nuevo palo en el nido, un momento especial. Ambos lo cogen a laSigue leyendo “LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. Un nido perpetuo”

LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. El apareamiento de Ciconia

Ciconia anda enamorada. Le ha embargado la exquisitez y el elegante vuelo de Claudio. Ciconia está en celo. Se nota porque su crotoreo, que es el sonido característico de esta ave, es más constante. Aunque se le puede oír crotorear durante todo el día, esta acción se hace más intensa durante el celo. Lo realizaSigue leyendo “LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ. El apareamiento de Ciconia”

LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ

Ciconia reside habitualmente en Alcalá de Henares (Madrid). No, no ha conocido África como algunas de sus compañeras, que emigraban en otoño al sur del Sáhara. Los inviernos suaves y la presencia de vertederos han hecho que muchas cigüeñas blancas permanezcan en la península ibérica. Aquí mantienen sus nidos y viven sus aventuras. No ocurreSigue leyendo “LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ”