LAS AVENTURAS DE LA CIGÜEÑA QUE JAMÁS EMIGRÓ

Ciconia reside habitualmente en Alcalá de Henares (Madrid). No, no ha conocido África como algunas de sus compañeras, que emigraban en otoño al sur del Sáhara.

Los inviernos suaves y la presencia de vertederos han hecho que muchas cigüeñas blancas permanezcan en la península ibérica. Aquí mantienen sus nidos y viven sus aventuras.

No ocurre así con los polluelos, que sí emprenden el viaje al continente africano. Estos emigran y, después de tres o cuatro años, vuelven al lugar donde nacieron para criar.

Dada su sabiduría, estas aves de plumas blancas y gran envergadura, han decidido permanecer donde anidan. Lugares donde encuentran comida y temperaturas agradables en plena época invernal. Reducen, así, el gasto de energía que supone emigrar.

Habitualmente, las cigüeñas llegaban a la península en febrero y ocupaban el nido del año anterior en campanarios, torreones o en otros lugares elevados.

Entonces, empezaban su proceso de celo y de cría, y regresaban a sus refugios de invierno en África a partir del otoño.

Ciconia conoce muy bien el vertedero madrileño de Valdemingómez donde se reúnen unas 10.700 aves. Para estos animales, resulta innecesario emprender lejanos y arriesgados vuelos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: